LLiga 2022 – Ronda 7 Torreblanca B

Crónica de David Páez

Maragall B 2 – Torreblanca B 2

La séptima jornada ya es historia. Parece que fue ayer cuando empezó esta liga con la polémica de los certificados y la amenaza del coronavirus y ya está finalizando la competición; tempus fugit.

Tras dos jornadas como locales, el equipo B, líder del grupo octavo de la segunda provincial de Barcelona, rendía visita al segundo clasificado, el Maragall B, el único equipo del grupo que está alineando habitualmente un jugador de más de 2000 de Elo. A priori, viendo su potencial, debería haber sido un match a vida y muerte por la única plaza que da el ascenso, pero este equipo pinchó dos jornadas por ir con alguna baja por lo que los visitábamos con un punto y medio de margen.

Esta jornada repetíamos con los 4 titulares del B: Romaguera, Páez, Jesús y Manel y ellos, en esta ocasión, reforzaron colocando otro jugador de más de 2000 en el segundo tablero. No iba a ser fácil, pero teníamos confianza de poder sacar algo positivo.

En esta mañana lluviosa, empezaron puntuales las cuatro partidas en unas mesas muy curiosas con los tableros serigrafiados en la propia mesa.

escacs-maragall

Manel, en el cuarto tablero, jugaba con un veterano jugador y era el único con más Elo que el rival. Contando todas las partidas por victorias, cumplió los pronósticos, activando su dama y torre para ganar una pieza en el medio juego y, tras simplificar, llegar a un final ganado con pieza de más. 0 a 1, buen inicio.

En el tablero 3, Jesús, con negras, jugaba con un jugador de su Elo, una partida que se vislumbraba como clave en el match. Tras una apertura tranquila, el rival ganó iniciativa y pasó un peón, pero Jesús, con una energía que le ha llevado a acumular cinco victorias consecutivas, invadió con su dama el campo enemigo en una aventura que parecía que no daría nada pero, en un descuido del rival, ganó una torre tras un jaque y con ello puso el 0 a 2 para nuestro equipo.

Ya teníamos asegurado el empate, resultado más que valioso porque hacía que mantuviésemos el punto y medio de ventaja a falta de únicamente dos rondas. Y en empate se quedó la cosa porque los dos primeros tableros del Maragall B cumplieron los pronósticos colocando el 2 a 2 final.

Páez jugó una apertura catalana por segunda vez en su vida y, pese a no quedar perdido, salió de la misma con una posición inferior a su rival, que está haciendo una gran liga jugando siempre en el primer equipo. Este aprovechó para ir presionando a nuestro jugador, ganándole un peón y, posteriormente, calidad, provocando el abandono de nuestro delegado.

Romaguera aguantó mejor, nuevamente en una partida muy sólida en la que bastó un peón retrasado para que su rival basara su plan en atacarlo, dejando las torres de nuestro primer tablero pasivas hasta que el rival creó una segunda debilidad que hizo inútil la gran capacidad de resistencia de Romaguera.

En resumen, un 2 a 2 bastante positivo, que deja la ventaja como estaba con el máximo rival y que hace que ganando uno de los dos matches que restan seamos campeones de grupo. Esperemos que, una vez hecho lo más difícil, no seamos víctima de la presión. Pronto saldremos de dudas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *